¿Cómo hacer que el dinero fluya en mi vida?

Hacer que el dinero fluya hacia nuestra vida es un proceso más interno que externo. Esto quiere decir que es mucho más efectivo la mentalidad que pongamos en el asunto del dinero que otros tipos de esfuerzos que podamos realizar. 

Sobre todo, lo que más influencia que el dinero fluya en nuestra vida son las creencias que podamos tener relacionadas con este tema.

Estas son las que enmarcan nuestra conducta con las finanzas y definen si somos gastadores, ahorradores, inversores u otros tipos de comportamiento.

Sorprendentemente, no es el lugar en donde nos fijemos la mayoría de las personas cuando queremos mejorar las finanzas.

Al igual que tú me he hecho esta pregunta con frecuencia en el pasado y eso me llevó a leer todos los libros de los grandes “gurús” del dinero, y así encontré 3 claves fundamentales que son mencionadas por todos.

Te cuento más en detalle cada una de estas a continuación:

1) ¿Qué limita la abundancia?

Cuándo quieres ganar más dinero seguramente lo primero en que piensas es en cosas como trabajar el doble de tiempo, invertir más dinero o poner más fuerza de voluntad ¿verdad?

Pero eso normalmente no conduce a grandes cambios y es porque nos estamos enfocando en “los frutos” y no en “las raíces”. Déjame explicarte esto un poco más, es muy interesante…

En un árbol las raíces, que son lo que no se ve, son las que producen lo que si se ve: los frutos.

El crear riqueza y hacer que el dinero fluya hacia ti también sigue las leyes de la naturaleza. Por eso no puedes crear más frutos enfocadote en los frutos, tienes que enfocarte en las raíces. 

¿Y qué son las raíces? Las raíces son la programación que recibimos de pequeños respecto a lo que es el dinero. Son todas aquellas creencias que se formaron en nuestro subconsciente en base a lo que experimentamos, vimos y escuchamos acerca del dinero.

Tu patrón del dinero es el principal limitante de abundancia

Tu patrón del dinero está conformado por tus creencias, pensamientos, sentimientos y acciones relacionadas al dinero.

El patrón del dinero actúa de forma subconsciente y es tan fuerte y dominante que puede tener casi control total sobre tus actitudes hacia el dinero. Si tu patrón del dinero está programado para la escasez, no importa cuantos másters tengas o cuántos riesgos asumas, siempre terminarás volviendo al punto de partida. 

Tu patrón del dinero también determina tu destino económico. A menos que lo puedas ver y reconocer, y trabajes en cambiarlo, y eso es un poco de lo que vamos a ver aquí.

Tomar consciencia de ello es más sencillo de lo que crees; te invito a hacer un sencillo ejercicio:

Vamos a hacer una pequeña meditación para conectar con nuestro niño/a interior. Cuando comiences el ejercicio te propongo que te hagas las siguientes preguntas:

¿Qué escuchaste sobre el dinero cuando eras niño/a?
¿Habían frases o conductas de las personas que te cuidaban que se repetían acerca del dinero?
¿Cómo era la relación de tus papas entre ellos con el dinero o contigo?
¿Se hablaba del tema o era un tabú?
¿Qué te dijeron del dinero o del trabajo para conseguirlo?

Tal vez te suenen familiares cosas como:

“Hacer mucho dinero no es para cualquier persona”
“Para conseguir dinero tienes que aprovecharte de los demás”
“Es un mundo duro, tienes que sacrificarte y ser muy frío para ganar buen dinero”

Intenta recordar momentos en los que se hablaba de dinero…

Ahora cierra los ojos y toma un par de respiraciones profundas. Relájate e intenta concentrarte en tu respiración. Si tienes pensamientos déjalos fluir y obsérvalos, sin juicio. Ahora intenta viajar al pasado con las preguntas que te compartí arriba. Tómate unos 10 a 15 minutos para hacerlo.

Cuando termines y abras los ojos, coge un papel y un lapicero y anota lo que hayas visualizado.

Entonces ¿puedes darte cuenta si hay condicionamientos que te están impidiendo ser abundante como te gustaría? 

¿Sabías que un solo incidente entre nuestros primeros 7 años de vida puede ser suficiente para guiarnos por esa raíz por el resto de nuestra vida? Y ni siquiera es el incidente en sí, es el sentido que nosotros, inocentemente, le dimos a ese hecho.

Muchas veces, por no tener a alguien que pudiera estar 100 % empatizando con nosotros durante los hechos, sacamos conclusiones precipitadas como “no valgo” o “no merezco tener eso que llaman dinero”.

Así funciona la mente… pero la buena noticia es que se puede trabajar para liberarte de esas viejas creencias que no te están apoyando. Si te interesa, sigue leyendo 🙂

2) ¿Cómo funciona la abundancia?

Te has fijado que muchas veces, personas que tienen un gran talento permanecen en la miseria económica mientras que las que no lo tienen, se enriquecen?

O tal vez, dos personas tienen un mismo negocio en un mismo barrio, y uno crece sin parar mientras el otro quiebra?

¿Qué es lo que hace que ciertas personas se enriquezcan y que otros no puedan hacerlo?

Se trata de que los ricos actúan de una “cierta manera”.

Parecería que no tiene nada que ver con habilidades, inteligencia o preparación. Simplemente actúan de una forma que está alineada con las leyes de la naturaleza y de la abundancia, sean conscientes de ello o no. Y eso es algo que se puede aprender.

En este punto quiero contarte resumidamente cuáles son las características de esa “cierta manera” de la que habla Wallace Wattles en “La ciencia de hacerse rico”, uno de los libros de potencial humano más importantes de la historia.

Pero antes de empezar te estarás preguntando ¿Quién fue Wallace Wattles?

Wallace Wattles fue un escritor norteamericano que vivió entre 1860 y 1911, uno de los exponentes de una corriente filosófica llamada “nuevo pensamiento”. Resumidamente, la ideología central de ésta es que cada persona genera su experiencia de vida a través de sus pensamientos.

El mismo Wallace Wattles fue un ejemplo con su propia vida de cómo se puede conseguir riqueza desde la mente y lo comprobó con resultados.

Además, es sabido que varios multimillonarios modernos como Rhonda Byrne (creadora de “El Secreto”) o Tony Robbins (Coach número 1 en el mundo) se apoyaron en los principios de Wallace Wattles.

De hecho, aquí te comparto una entrevista muy interesante que le realizaron a Rhonda y que te puede aportar más info de valor sobre esto que estamos viendo aquí:

Te resumo los 4 puntos que considero más importantes de “La ciencia de hacerse rico”:

A) Tu mereces ser rico/a

Vivimos en un mundo que se pasa “elogiando la pobreza” como dice Wattles. Donde parecería que todo es tan desigual que ser rico es algo injusto y hasta pecaminoso.

El libro te invita a pensar de otra manera, para él ninguna persona debería conformarse con poco porque la abundancia en el mundo es ilimitada. 

Incluso es interesante su punto de vista ya que dice que para que una persona llegue a su máxima expresión “debe” ser rica.

Parecería que Wattles busca hacernos dar cuenta que la perspectiva que tenemos sobre los recursos que cada persona puede conseguir está equivocada, es decir, que es una creencia masiva y errónea.

Así que el primer paso para tener abundancia económica es sentirte merecedor/a de ser rico.

Y no es casualidad que nos hable del “merecimiento”, que es una de las creencias que más poder tiene sobre nosotros, y cuando es limitante puede realmente restringir nuestra vida de una manera drástica. 

B) Hay una sustancia informe que es la creadora de todas las cosas

Wattles afirma que todo lo que vemos en la tierra está hecho de la misma fuente: La “sustancia pensante”, “inteligencia informe”, “sustancia original”.

Esta es una energía superior e inagotable que atraviesa todas las cosas y pone en marcha todas las creaciones.

El hombre es una “fuente de pensamiento” y pensando de “cierta manera” puede comunicarse con esta sustancia y materializar sus deseos. 

La mayoría de nosotros creamos de forma manual lo que queremos, a través del esfuerzo propio y la voluntad propia, pero sin ver la posibilidad de crear a través de la mente.

Según Wallace Wattles hay una forma mucho más rápida y segura de hacerlo. Y cuando es bien aplicada funciona como una fórmula matemática. 

C) Entonces ¿Cuál es esa fórmula? ¿Cómo actuar de “cierta manera”? ¿Cómo generar pensamientos “de forma”?

→ Para pensar de cierta manera hay que tener claridad:

La mayoría de las personas tienen una visión vaga de lo que quieren para su vida y esto les conduce a estar limitados en abundancia porque “la sustancia” no sabe qué entregarles.

El hecho de querer muchas cosas o de no tener una imagen definida de lo que queremos nos lleva a no poder manifestarlo deliberadamente.

Solo cuando puedes imaginar con detalles aquello que más quieres, puedes realizar acciones eficaces todo los días y estando conectado con “la fuente”.

→ Para crear los pensamientos de forma:

Para crear los “pensamientos de forma” de los que habla Wallace Wattles, debes pensar en eso que quieres la mayor parte del tiempo y hacerlo con una convicción tal como si eso ya formara parte de tu vida. 

Tienes que usar tu imaginación y tener la seguridad absoluta de que eso llegará a ti. 

Por ejemplo, si quieres un cierto vehículo para ti, puedes empezar a sentir las sensaciones de estar conduciéndolo, con una sonrisa en la cara, visualizando los detalles del tapizado, el aroma de sus plásticos nuevos, etc. 

Lo más importante es que lo desees intensamente y que visualices los detalles para mantenerlo en tus pensamientos.

Aquí claramente Wattles habla del poder de la mente subconsciente que es la que nos lleva hacia nuestros objetivos y la que es altamente sugestionable. Imaginarnos las cosas como si ya fueran nuestras nos permite enviarle un mensaje a la mente subconsciente y por lo tanto actuar en consecuencia hacia nuestro objetivo.

Esto es lo que hacemos en los ejercicios que ofrezco en las sesiones CambiaTÚ.

D) La gratitud

Debes pasar más tiempo agradeciendo lo que tienes y también aquello que va a llegar a ti.

El acto de agradecer también te mantiene alejado de los miedos, preocupaciones y la incredulidad que es lo que más te aleja de las creaciones de “la mente informe”.

En mi experiencia personal, tener un diario de gratitud y escribir una carilla todos los días apenas me despierto, me ha ayudado en gran medida a conectar con la abundancia.

¿Te animas a probarlo tú también?

Agradecer es plantar “flores” en nuestra mente en lugar de “malas hierbas”.

E) La acción

Una vez que pienses de esta forma y con las actitudes mencionadas antes, estarás habilitado/a para imprimir tus deseos en “la sustancia original”.

Pero nada pasará si no actúas en consecuencia.
En ningún momento Wattles habla de esto como si fuera una magia que funciona sentado en un sofá e imaginando.

Debes completar esos “pensamientos de forma” con tu acción personal para así recibir lo que deseas.

La clave está en dejar que tus acciones estén alineadas siempre con esa imagen mental de lo que quieres. 

3) Administrar tu dinero

En el punto 1 hablamos de la parte interna, de nuestro “patrón del dinero” que influye en que una persona pueda enriquecerse o padecer de escasez de recursos.

En el punto 2 hablamos también del juego interno pero teniendo en cuenta la energía superior y como manifestar a través de ella.

En este punto quiero hablar de técnicas y de actitudes prácticas que llevan a la riqueza. Porque, cómo hablamos antes, no solo se trata de tener la mentalidad correcta sino también de actuar en consecuencia.

¿Sabías que hay estudios que muestran que la mayoría de las personas que ganan la lotería, al cabo de unos años, vuelven a su situación inicial?

Tener más dinero significa asumir más responsabilidades y desafíos y no todos estamos entrenados para administrar dinero.

Un estudio realizado con los millonarios más acaudalados de Estados Unidos muestra que hay una cosa que todos tienen en común: el hábito de administrar el dinero.

Esta palabra suele provocarnos rechazo a la mayoría de las personas. Al menos a mi me solía suceder que me parecía algo aburrido e inalcanzable. Hasta que pude comprenderlo de una forma sencilla.

¿Qué es realmente administrar el dinero?

La palabra administración viene del latín “administratio” que resumidamente significa “cuidar el manejo de”. Lo que quiere decir que administrar el dinero es una práctica que requiere consciencia y de no dejarse llevar por las emociones.

Administrar es simplemente separar el dinero. Es decir, dividir tus ingresos.

No es más que una cuestión de hábitos. Se trata de entrenar a tu cerebro en separar el dinero para diferentes propósitos y no tener todo “en la misma bolsa”.

Pero profundicemos un poco más en cómo separar el dinero de forma efectiva y sencilla.

Me imagino que habrás escuchado alguna vez acerca del sistema de guardar el 10% de tus ingresos todos los meses ¿verdad? Bueno, el camino va por ahí, aunque esta es una forma un poco básica de hacerlo.

T Harv Ecker, autor del best seller “Los secretos de la mente millonaria” propone un sistema muy interesante en donde el dinero debe separarse en 6 partes:

A) La cuenta de “Libertad Financiera”:

El 10% de tus ingresos mensuales debe ser ahorrado en una cuenta/caja fuerte que será destinado a inversiones. La regla de esta cuenta es que el dinero no se puede gastar, solo se puede invertir y únicamente en “ingresos pasivos”.

B) La cuenta para “Jugar”

En esta cuenta debes colocar también el 10% todos los meses pero aquí la regla es que se tiene que gastar todo obligatoriamente antes de fin de mes. Y no solo eso, en lo posible debes hacerlo de la forma que lo haría una persona rica. Ejemplo: pide la botella de vino más cara en un almuerzo, vete a darte un masaje, vuela en helicóptero, cómprate ese producto que siempre sueles evitar en el supermercado porque lo consideras demasiado costoso.

Y esta cuenta es clave porque este hábito pretende derribar una creencia muy común que es la de que tenemos que ahorrar todo lo que nos sea posible y restringirnos de gastar.

Sin embargo, la mente funciona de forma holística y aunque es importante saber ahorrar, también es muy importante darle señales de que sabemos recibir. Se trata de entrenar el “músculo de recibir”, sentirnos merecedores, premiarnos a nosotros mismos, validarnos.

La riqueza no es posible si solo estamos dándole señales a nuestra mente de escasez y no merecimiento. Recuerda lo que vimos en los puntos 1 y 2: aquello en lo que te enfocas, se expande. 

C) La cuenta para “Necesidades Básicas”:

Un 50% de tus ingresos debería ir para tus alimentos, ropa básica, renta o gastos de vivienda, salud, etc.

D) La cuenta para “Aprender”:

Para poder ganar más dinero y administrarlo mejor tendrás que estar constantemente formándote. De esta cuenta es de donde sacarás para comprarte libros, cursos online, entrenamientos financieros, etc.

E) La cuenta de “Gastos a largo plazo”:

Un 10% más deberás ahorrarlo para otros gastos que necesitas o que quieres.

De aquí puedes pagar la matrícula del colegio de tus hijos, remodelar tu casa, comprarte un auto que realmente te hace más feliz, vacaciones, etc.

Esta cuenta es muy estratégica porque hace que en lugar de gastar y comprarte algo que no necesitas, tengas que ahorrar mes a mes, de forma gradual y sin endeudarte. 

F) La cuenta “para dar”(caridad):

Otro porcentaje que puede ir entre un 5% a un 10% es para ayudar a otras personas.

Si es mejor para ti, en lugar de dinero puedes dar tu tiempo a ayudar a los demás. Y este porcentaje incluirlo en necesidades básicas u otra.

Recuerda que estos porcentajes son sugeridos. Y que no es tan importante el monto o el porcentaje sino adquirir el hábito de separar el dinero.

Claro que habrá personas que estén en una situación laboral/económica en donde necesiten su 90% para necesidades básicas, y eso está bien. Entonces divide ese 10% restante en las otras 5 cuentas.

De a poco te irás moldeando para simplificar tu vida y tus gastos de tal manera que tengas más margen para agregar a tus diferentes cuentas.

Es increíble cómo podemos entrenar el cerebro poco a poco, paso a paso. Este sistema me ha cambiado la vida por completo y te lo recomiendo ampliamente.

Si quieres aprender todo el sistema completo de forma acelerada para pasar directo a la acción, poder aclarar rápidamente cualquier duda que surja, y tener un apoyo para no desviarte y lograrlo con 100% de eficacia, puedes contratarme aquí.

Lo más importante de este sistema es ser fiel a un principio de riqueza: si quieres tener más, primero debes aprender a manejar lo que ya tienes.

Una vez que muestres al universo y a ti mismo/a que sabes administrar, entonces estarás preparado para recibir más, no antes.

Verás lo mágico que es el proceso una vez lo pongas en práctica, tu vida realmente empieza a cambiar. 

En resumen, estas son desde mi experiencia, las 3 áreas claves en las que más tienes que trabajar si quieres hacer que el dinero fluya hacia tu vida. lo mágico que es el proceso una vez lo pongas en práctica, tu vida realmente empieza a cambiar. 

Espero que esta info te haya sido de ayuda y ahora ¡A trabajar en crear la vida abundante que te mereces!


Germán Ali
Germán Ali

Soy tu entrenador mental para que puedas liberarte de tus bloqueos y encender tu potencial. Coach, especializado en la mente subconsciente y en creencias, certificado en reprogramación de creencias limitantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.